DESPEÑADEROS.

Femicidio de Valeria: el reclamo de justicia de todo un pueblo

jueves, 19 de enero de 2023 · 18:14

(Sumario Noticias, Despeñaderos) Las fotos de Valeria eran publicadas durante las últimas horas del pasado martes 17 de enero, primero por sus familiares y amigas y con el correr de los minutos por parte de la comunidad entera de vecinos de Despeñaderos, quienes podían sentir durante esos minutos eternos la desesperación y el deseo de su pronta aparición sana y salva. Acá, en este pueblo, nadie pudo dormir esa noche ni esa madrugada del miércoles 18 con Valeria desaparecida. Lo peor de una desaparición es esa duda que va creciendo en lo profundo del corazón, esa presión en el interior del cuerpo que se sublima en latidos cada vez más rápidos y potentes tratando de que el miedo no logre silenciar todas las esperanzas.

Valeria Oviedo, de 21 años, hija, hermana, amiga, compañera y vecina de Despeñaderos fue vista por última vez durante la tarde del martes. Al no regresar ni responder los llamados, Carina Heredia, su madre, realizó la denuncia en la dependencia policial e iniciaron su búsqueda, junto a sus amigas y compañeras que ya recorrían todo el pueblo y alrededores con la ilusión de dar con su paradero lo antes posible. En esa misma denuncia, además, se informó que Valeria podía encontrarse con Luis Alberto Ludueña de 36 años, un camionero oriundo de Monte Ralo quien era conocido de la familia.

Con este testimonio, la Unidad Regional Departamental Santa María de la Policía de Córdoba comienza la búsqueda de ambos y comunica esta solicitud de paradero durante la mañana del miércoles, momentos previos a que en la localidad de Sacanta, a unos 130 kilómetros de Despeñaderos, aparezca el camión en el que se conducía Ludueña, a la vera de la ruta provincial número 13. Al revisar el vehículo no encuentran a ninguno de los dos, pero si observan que en el interior había un pedazo de hierro y un colchón ensangrentado. A partir de ese momento, los uniformados realizan el rastrillaje por la zona y capturan a Ludueña, a unos tres kilómetros de Sacanta, mientras caminaba por la zona rural en cercanías a la localidad del Departamento San Justo. Tras su detención, profundizan la búsqueda y dan con las huellas del camión, que fueron esclarecidas gracias a la lluvia que cayó durante esa mañana. Siguiendo este rastro observan que la soja de uno de los campos se encontraba aplastada, como un surco en medio de la siembra, y a los pocos metros de allí, en una tapera rodeada de un pequeño bosque, hallan el cuerpo de Valeria.  

La investigación de esta desaparición seguida de femicidio, la inició la Fiscalía del segundo turno de Alta Gracia, a cargo de Alejandro Peralta Otonello, pero luego, con la aparición del camión en Sacanta, la causa derivó en el estrado a cargo del fiscal de San Francisco, Oscar Gieco, quien este jueves brindó información a la prensa. "Desde el cuerpo médico forense confirmaron que la víctima presentaba cuatro golpes bastante contundentes en la cabeza, dos en la zona parietal y dos en la zona frontal y la autopsia determinó que falleció producto de esos golpes”, dijo Gieco en diálogo con Radio Universidad. A su vez, el Fiscal aún no determinó si la joven fue abusada sexualmente, pero indicó que “el forense extrajo material que será evaluado por Policía Judicial”.

Femicidas

Un dato escalofriante surge ante la detención de Luis Alberto Ludueña, de 36 años, acusado del femicidio de Valeria Oviedo: Rubén Darío Ludueña, hermano del apresado, fue detenido hace casi un año por el abuso sexual e intento de femicidio de una adolescente de 16 años.

Se trata de un caso que guarda similitudes con el femicidio de Valeria, ya que el 19 de febrero del 2022 Rubén Darío llevó a una menor a un descampado rural donde abusó de ella y la abandonó al creerla muerta, pero la joven sobrevivió y pidió ayuda. Rubén Darío era conocido de su víctima, así como su hermano Luis Alberto era conocido de la familia de Valeria Oviedo.

Este antecedente fue informado oportunamente por Sumario Noticias. Rubén Darío Ludueña está detenido y su causa fue elevada a juicio por el fiscal Peralta Ottonello, quien afirmó que este hecho se encuentra en la Cámara del Crimen de Córdoba.

Hoy, jueves 19 de enero del 2023, exactamente once meses después del intento de femicidio de su hermano, Luis Alberto Ludueña fue trasladado al penal de Bouwer acusado del crimen de Valeria. Dos hermanos y dos delitos similares, que tienen a la violencia machista y el patriarcado como el eje de la cuestión. Dos hombres que sometieron a dos jóvenes mujeres del mismo pueblo, luego de hacerse conocidos por ambas familias. ¿Existe, acaso, reparación alguna? ¿Hasta cuándo habrá que pedir justicia?

Justicia por Vale

Así como circularon las imágenes de su rostro, feliz y con esa sonrisa radiante, luego de conocerse la aparición del cuerpo, ya no solo la comunidad de vecinos, sino que toda la provincia se expresó pidiendo justicia.

Además, la Municipalidad de Despeñaderos decretó dos días de duelo: “Acompañamos a su familia y seres queridos en este momento tan doloroso y triste para todos”, reza el comunicado emitido.

El epicentro estuvo aquí, en Despeñaderos, donde una multitud marchó por las calles con velas encendidas y fotografías de Valeria que iluminaron la noche. La convocatoria fue difundida por Ni Una Menos Despeñaderos, organización de la que Valeria era integrante. En el mástil céntrico todo el pueblo se reunió por ella, que hoy es el faro de la lucha feminista en la localidad, esa bandera que abraza a toda una sociedad.

Mientras miles de compañeras y amigos, vecinos y familiares marchaban por el boulevard San Martín, frente a la plaza Evita, una de ellas escribía una frase en el asfalto. Allí, en esa calle que es la más transitada del pueblo, donde todos se reúnen diariamente con sus personas queridas, hoy hay un nuevo motivo para juntarse y leer cotidianamente ese aviso que nunca más se borrará de la memoria despeñaderense y es a la vez el nudo que permite romper el silencio de la ausencia. Justicia por Valeria.

Galería de fotos

Comentarios